Searching...
Close search window

Search results › [ ] You may continue typing to narrow your search


Plantarse ante la vida

– Me siento bien al poder ponerme de pie otra vez, ahora puedo estar de pie durante seis o siete minutos al menos una vez al día, dice un orgulloso y satisfecho Valter. Puede parecer poca cosa, pero su esposa nos explica todo lo que significa para Valter poder ponerse de pie. Ella todavía lo ve como algo un poco increíble.

– No entiendo cómo es que se puede poner de pie, normalmente no puede, dice una sorprendida Maibritt Carlsson cuando Valter se pone de pie y se estira.

Fredrik Bredberg, un fisioterapista de Nässjö, Suecia que ha tratado a Valter, dice que el objetivo es activar al paciente todo lo que sea posible. Pero no siempre es fácil encontrar soluciones seguras, funcionales y que activan al paciente. Sin contar que el accesorio debe, preferentemente, cumplir todos estos criterios, también hay que estar preparado para utilizar un nuevo accesorio dependiendo de la capacidad funcional del paciente, algo que puede afectar tanto positiva como negativamente. Por ejemplo, la habilidad motora de Valter empeoró durante un tiempo y las transferencias tuvieron que hacerse con una grúa, pero en cuanto él recuperó un poco de fuerza, Fredrik buscó un accesorio más activo.

En cama durante meses

– Muchos pacientes están obligados a estar en cama durante meses y años. Cada día que pasan en cama sin carga o actividad, la función de las articulaciones, ligamentos y músculos se deteriora, afirma Fredrik Bredberg, fisioterapista de Nässjö. Los estudios demuestran que la salud fisiológica y psicológica se ve afectada positivamente cuando el paciente se puede poner de pie. Físicamente, se ven afectados la presión sanguínea, músculos, articulaciones y la función del estómago e intestinos.

– Usted mismo se puede dar cuenta de la diferencia de perspectiva de vida si se pasa de estar siempre recostado a ponerse de pie, comenta Fredrik hablando de la importancia desde el punto de vista de la psicología.

– Primero intentamos con una ayuda para caminar, pero Valter tiene la tendencia de irse para atrás cuando intenta ponerse de pie o caminar, dice Fredrik Bredberg.

Cuando Valter se inclinaba hacia atrás, no podía mantener el equilibrio. Entonces, otra persona, con frecuencia un asistente del centro, le ayudaba cuando él intentaba caminar. La ayuda para caminar luego se sustituyó por una placa de giro que, desafortunadamente, tampoco tuvo éxito.

– Yo sentía que hacía que Valter fuera mucho más pasivo y que el rango de aplicación era demasiado pequeño. Pero, desafortunadamente, no teníamos otras alternativas en ese momento, dice el fisioterapista Fredrik Bredberg.

Intentamos con una ayuda para caminar, placa de giro y andador sin tener éxito, entonces los asistentes del centro nos dieron un ultimátum: Necesitaban un accesorio que aliviara el trabajo de sus espaldas y muñecas. No podrían sacrificar su salud para que Valter fuera más activo. Querían que el paciente se pudiera poner de pie.

Las ventajas de ponerse de pie

Pero Fredrik quería encontrar otra solución porque Valter, con el accesorio adecuado, podía ser mucho más activo. Finalmente, encontró una posibilidad. Encontró un accesorio que según él podía ser la respuesta para Valter y otros pacientes en situaciones similares.

– La primera vez que se tenía que poner de pie con RollOn, estábamos un poco inseguros los dos Valter y yo, dice Fredrik. Pero en el mismo momento en que se puso de pie y se sintió seguro y estable, su expresión cambió. Se relajó y sonrió cuando pudo mirar toda la habitación desde su posición de bipedestación, recuerda Fredrik.

Cuando Valter se pone de pie con RollOn, el diseño ayuda a mantener sus piernas rectas y la estructura del asiento le mantiene seguro, sin riesgo de sufrir caídas. Son este tipo de funciones las que ayudan a que Valter se pueda poner de pie por sí mismo, sin problemas. Valter no habla mucho puesto que también tiene afasia como resultado de su derrame cerebral. Pero en lo que se refiere a la experiencia de ponerse de pie en el soporte de elevación, él solo tiene cosas buenas para decir.

– Es una sensación agradable, siento que es bueno para mis músculos. También es bueno para los asistentes del centro. Me pueden ayudar a levantarme y, luego, puedo mantenerme de pie por mí mismo mientras ellos por ejemplo hacen la cama, explica Valter.

Valter ya lleva varios meses utilizando su RollOn. Fredrik solo tiene este equipo en préstamo. Es todavía tan nuevo que no es parte de la gama de productos disponibles. Para seguir evaluando su función, él quiere probarlo con más pacientes.

Pero entonces los asistentes del centro se impusieron.

– Nos opusimos, dijimos: "No te lo puedes llevar" dijo Ros-Marie Krantz del centro de Nässjö.

– Al decir esto queda demostrado lo bueno de este producto: es algo intermedio entre una grúa y un andador y ayuda a activar al paciente mientras que actúa como un accesorio técnico excelente, concluye Fredrik Bredberg.

Desde nuestros comienzos, nuestro objetivo principal ha sido siempre pensar en las personas para las que desarrollamos nuestros productos . Nuestro concepto refleja nuestra visión de las actividades cotidianas: mejorar siempre la calidad de vida de los pacientes y del personal asistencial.